Título: Altitud Nº7
Edita: Federación Madrileña de Montañismo
Mes: Julio
Año: 2009
Idioma: Español
Páginas: 44
Tamaño: 17×24 cm
Contenido:

Señales casi desaparecidas
GR fantasma
Marina Expósito comparte con Irati Anda el primer puesto del Campeonato de España Universitario de Escalada
Ángel Raúl Gil encabeza el trofeo de senderismo con gran ventaja sobre el resto
Benasque, escenario del Encuentro Intercentros de Esquí de Montaña
Ya puedes recoger tu mochila INESCA en el Rincón de la Montaña
La selección madrileña de carreras por montaña se estrena con dos medallas
Campaña de ahorro en la FMM
A partir de junio comienza el horario de verano en la Federación
Participación récord en el Campeonato de Madrid de Carreras por Montaña 2009
Poco público y sorpresas en la primera prueba de la Copa de España de Escalada de Dificultad
Carreras por montaña
Senderismo
Alpinismo
Entrevista María José Zazo
Seguridad. Las espaldas bien cubiertas
Red de Senderos del Sistema Central
Chelo Sánchez, coordinadora de la Red de senderos del Sistema Central
Ayna
Hidratación
Puerto de Navacerrada
Formación de Técnicos deportivos
Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara
Oregon. GPS 550
Trango. Zapatilla Keta Low
Petsl. Linterna Tikka XP2


Editorial:
DURANTE LOS ÚLTIMOS LUSTROS HEMOS asistido a un lento pero inexorable y dramático abandono de la red de senderos de nuestra comunidad autónoma. Las señales se han borrado, los postes se han caído y en los paneles a duras penas se adivina la información. Los caminantes se pierden y cunde el desinterés por recorrer nuestros campos y montes. La conclusión no puede ser más clara y rotunda: las administraciones públicas han venido sistemáticamente ignorando el inmenso patrimonio histórico, cultural, deportivo y turístico que supone una buena red de senderos. Aunque las competencias sobre la cuestión recaen en las entidades locales, la magnitud del asunto, dada la cantidad de consejerías implicadas, responsabiliza de facto a la Comunidad Autónoma de Madrid, sin la cual no es imaginable recuperar todo el tiempo perdido. Por otra parte, a pesar de la existencia de una normativa de ámbito europeo que homologa las señales usadas para marcar los senderos, algunos ayuntamientos inventan sistemas singulares que lo único que provocan es el despiste de los senderistas y una cierta sensación de improvisación y derroche de los escasos recursos económicos. Asistimos pues a uno de nuestros grandes retos para los próximos meses. Debemos ser capaces de transmitir a nuestros políticos la importancia de mantener y mejorar nuestra red de senderos y no debemos desaprovechar el impulso que desde las autonomías vecinas se está llevando a cabo con la renovación y mejora de la red de senderos del Sistema Central. Por nuestra parte estamos preparados para poner en juego todo nuestro conocimiento e ilusión en la recuperación de las sendas y caminos de nuestra región y así poder decir que Madrid vuelve a ser el gran cruce de caminos que siempre ha sido.

    • Federación Madrileña de Montañismo