Título: Altitud Nº35
Edita: Federación Madrileña de Montañismo
Mes: Junio
Año: 2016
Idioma: Español
Páginas: 44
Tamaño: 17×24 cm
Contenido:
Entrevista: Carlos Soria
Eric López, Sergio Pastor Y Sergio Verdasco en La Copa del Mundo De Bloque
Aniversario del Club Alpino Madrileño
INFORME DEPORTIVO 2015
Acceso directo al parte de accidente desde tu móvil
Consejos de la Guardia Civil para el deporte de montaña
RETIRADA DE SETS DE FERRATA, ASCENDEDORES Y FRIENDS DE BLACK DIAMOND
Centenario del Refugio Giner de los Ríos
La Cabrera: La Chocolate en el Pico de La Miel
EMAM La nueva Vieja Escuela
Rallys de escalada
Día Autonómico del Senderismo
Club Getafe,
LAND 8 TWONAV, CAMISETA OMIZ TRANGOWORLD


Editorial:
NO CORREN BUENOS TIEMPOS para el deporte en la naturaleza en nuestra comunidad, la historia se vuelve a escribir como casi siempre en este país, la inacción en la gestión por parte de las administraciones públicas competentes se hace crónica hasta que un problema crece y crece hasta reventar, y entonces se aplica una cirugía extirpatoria y listo; se hace tabla rasa pagando justos por pecadores.
Este perverso proceso se hace especialmente efectivo cuando detrás de una actividad existe una entidad a la que poder soltarle el “garrotazo”, un club de montaña o una federación deportiva somos objetivos perfectos al contar con personalidad jurídica propia y pocos recursos para defendernos.
Mientras tanto, las miríadas de visitantes accidentales que comúnmente conocemos como “domingueros” campan a sus anchas; claro que para controlar este flujo anónimo hay que salir del despacho y organizar la guardería y poner en juego muchos recursos materiales y… esto es mucho pedir a nuestros políticos y administraciones.
Para qué hacer estudios de impacto ambiental, estudios de capacidad de carga, plantear soluciones de focalización, etc, etc… cuando se puede solucionar el problema prohibiendo a diestro y siniestro. Cierto es que durante los últimos años los eventos en el medio natural han experimentado un crecimiento exponencial desordenado en el que la propia administración ha autorizado cualquier competición sin preguntar la organización que estaba detrás de cada evento y ésto ha permitido que algunas empresas hayan tratado de hacer el “agosto” muchas veces a expensas del medio natural.
Y ante esto, en la FMM, ya en 2015 nos adelantamos al problema aportando soluciones mediante la elaboración de estudios de impacto ambiental de todas las carreras del circuito oficial; un estudio científico y metódico para detectar impactos y aportar medidas correctoras.
Que sepamos, a día de hoy, ni las administraciones públicas competentes, ni ninguno de los ecologistas recalcitrantes que se han apuntado a esta campaña indiscriminada de acoso y derribo han aportado algún documento científico concreto que apoye su argumentación prohibitiva, esgrimiendo sólo razones vagas y teóricas.
Sólo nos cabe esperar que se imponga el sentido común y no nos metan a todos en el mismo saco, pedir a las administraciones y funcionarios un poco de respeto y que nadie se arrogue con exclusividad la etiqueta de “ecologista” pues ésta también forma parte del ADN de todos los montañeros.

    • Federación Madrileña de Montañismo