Título: Altitud Nº26
Edita: Federación Madrileña de Montañismo
Mes: Marzo
Año: 2014
Idioma: Español
Páginas: 44
Tamaño: 17×24 cm
Contenido:
Caza y senderismo
Nueva tienda de montaña en Madrid: OUTDOOR sin límite
Cuidado con esquiar por estaciones a última hora
Boletín de riesgo de aludes
Cinco errores que te pueden costar la vida
Liga de escalada infantil y juvenil
Seguridad en escalada: el QUICKFIX de PETZL no es un cabo de anclaje
La federación firma un acuerdo con PROARTE Y SIKA
Camina contra la pobreza: participa en el TRAILWALKER de OXFAM INTERMÓN
La Copa de Madrid de Carreras por Montaña mejora sus premios
Robos en aparcamientos de la Sierra
Calendario oficial de marchas para 2014
Campeonato de Madrid de esquí de montaña de cronoescalada 2014
Dar el salto, de la montaña a la empresa. María Hernangómez, Clara Olagüe, Beatriz Sánchez
Roc30
Cerrar y privatizar. Poner puertas al Campo
Raquetas de nieve. Técnicas de progresión, material auxiliar
Hipotermia, el asesino del frío
La Cabrera: Aguja sin nombre, Diedro de la Sociedad Deportiva Excursionista
Club CLH


Editorial:
No todo el monte es orégano
El pasado mes de febrero se canceló una prueba oficial del calendario de esquí de montaña al no disponer los organizadores de las autorizaciones adecuadas. La Ley 4/2013, de 18 de diciembre de la Comunidad de Madrid considera en su artículo 37, “infracciones muy graves” la celebración de actividades recreativas sin las preceptivas licencias o autorizaciones.
Cada vez somos más los que queremos disfrutar en la naturaleza y por eso tenemos que conocer y cumplir las normas establecidas. Los montañeros tenemos que planificar nuestras actividades, especialmente si son organizadas a través de nuestros clubes y contar con las autorizaciones medioambientales, los permisos municipales, la conformidad de Protección Civil, etcétera.
De lo contrario la citada Ley establece las sanciones administrativas pertinentes.
Acceder a un espacio protegido sin un permiso de grupo u organizar una competición deportiva sin las autorizaciones de los responsables del espacio o sin el preceptivo aviso a Protección Civil, puede acarrear una sanción administrativa. Por este motivo, las carreras por montaña se controlarán especialmente; los promotores de marchas organizadas tendrán que consultar a los ayuntamientos por si coinciden con otras actividades autorizadas previamente (monterías, pruebas de BTT, etcétera), y los cruces de carreteras tendrán que contar con la presencia de la Guardia Civil a partir de cincuenta participantes.
En la FMM hemos puesto en marcha un servicio de tramitación de autorizaciones para nuestros clubes, que les garanticen el desarrollo de la práctica deportiva de montaña, lo que nos obligará a trabajar con mayor previsión y organización, disponiendo de la documentación necesaria (seguros de responsabilidad civil y accidentes, proyecto de la actividad, mapa del recorrido, etcétera) con antelación suficiente para realizar los trámites.
Las demás organizaciones o particulares que realizan propuestas montañeras por internet o en determinados ámbitos, también están sujetos a la legislación, pero esto es otra batalla.

    • Federación Madrileña de Montañismo