Título: Altitud Nº24
Edita: Federación Madrileña de Montañismo
Mes: Septiembre
Año: 2013
Idioma: Español
Páginas: 44
Tamaño: 17×24 cm
Contenido:

La formación es tu responsabilidad
Salir de la montaña con los niños
El día autonómico del senderismo
En montaña exige siempre profesionales
Gala de montaña
La fmm reclama una mejora urgente
Escalada joven con el ayuntamiento de Madrid
Campeonatos de escalada
Agenda rocódromo ROC 30
Agenda
Competiciones
Conferencias
Cursos a deportistas
Senderismo
Seguro de accidentes
Liga infantil y juvenil de escalada
Entrevista con Félix Pérez
Seguridad una tarea de todos
La clásica Ruta 61 Circo de Gredos
Club Pinteño Atroche
Chaqueta DUNDER de Trangoworld
PURIFICADOR de STERIPEN


Editorial:
La formación es tu responsabilidad
La seguridad en montaña es un tema en el que insistimos continuamente y no dejaremos de hacerlo. Cada vez nos encontramos con más escaladores con casco, más manuales editados, mejor equipación, gente entrenando por doquier… y, sin embargo, los servicios de rescate cuentan que casi todos los incidentes en los que intervienen tienen su origen en errores humanos.
Este número de Altitud es una muestra de nuestra preocupación, y nos daremos por satisfechos si conseguimos hacerte reflexionar sobre todo aquello que puedes hacer para mejorar tu seguridad y la de tus compañeros. Esto te permitirá además acometer mayores retos y más atractivos.
Y lo primero es concienciarnos de la importancia de la formación. Es necesario aprender en cursos donde la metodología, las técnicas y el profesorado sean de la máxima calidad. Una buena formación nos permitirá evolucionar deportivamente, sin vicios o errores mal aprendidos de los que ni siquiera somos conscientes. Sistematizar los aspectos de seguridad, como hacer un nudo al final de una cuerda, o llevar unos crampones aunque puede que no hagan falta, podrán evitarnos un susto. Máxime si además tenemos a nuestro alrededor amigos que confían en nuestra capacidad y experiencia, y de los que involuntariamente somos responsables o guías benévolos.
Los clubes también tendrán que aumentar y sistematizar los protocolos de seguridad en sus actividades, encargarse de transmitir esta higiene deportiva en las técnicas y uso de equipos a sus socios, y exigir el cumplimiento a los que participen en actividades organizadas. Y los participantes en estas actividades, que no siempre valoran adecuadamente su capacidad física y técnica, tendrán que cumplir las indicaciones y decisiones que los organizadores estimen como responsables de la actividad.

    • Federación Madrileña de Montañismo